Ciudades con pictogramas

Ciudades con pictogramas

 

Ciudades con pictogramasCon la iniciativa Ciudades con pictogramas tratamos de acercar la comprensión del entorno urbano a las personas con trastornos del espectro del autismo (TEA).

El proyecto parte del conocido uso que la mayoría de las personas con autismo hacen de un sistema de comunicación basado en pictogramas, tanto para comprender el entorno a su alrededor, como para estructurar su espacio o su tiempo a través de paneles o de una agenda de actividades, y también para comunicarse con los demás, señalándolos para pedir algo.

Este uso de la comunicación pictográfica suele acotarse a un entorno cercano a la persona con TEA: casa, colegio, centros específicos… pero no al entorno urbano en el que vive.

La propuesta de Fundación Orange consiste en señalar algunos de los puntos emblemáticos de la ciudad a través de pictogramas, así como lugares habituales y cotidianos como colegios, bibliotecas, polideportivos, centros culturales, parques… de modo que la persona con autismo pueda identificarlos más fácilmente.

Se abre, asimismo, una doble vertiente, pues al colocar la señalética con pictogramas en lugares públicos, se acerca la realidad de las personas con TEA al resto de la población.

La ciudad de Elche  ya dispone de esta señalización.